El Ajo Arriero es uno de los platos típicos de Cuenca más conocidos, elaborado con patata cocida, bacalao, aceite de oliva virgen extra, huevo cocido, ajo morado y pan, todo ello amasado en mortero de barro.